"Marinera ahogada"
Noches de jardín

"Marinera ahogada"

Imagen original de Eduardo Esteban Gracia para este poema.

Carmen Mazilina | 28 ago 2019

 

El océano extenso el mar abierto, frío.

Esa voz que choca contra olas salvajes,

Como una tormenta, la siento llegar.

No calla, a lo lejos ya la escuchas.

¿Cómo logras convertir esta agua en hielo?

 

¿Cómo haces para que esa sonrisa

Como la nieve de blanca fuese,

brille más que el Sol y dé más calor?

Haces callar a todas las sirenas que no dejaban de cantar.

Haces callar a todos los truenos que desde costa se escuchan

atravesar tierra y mar.

 

¿Cómo logras controlar la naturaleza

y llevarla a tu ritmo, tu compás?

 

Vuelves cálidas y agradables las aguas

que yo antes

creía frías y que no podría nadar.

Cuando hablas, tu dulce voz

hipnotiza a las sirenas, diosas del mar

y las ahogas en un lago de melancolía

porque tu canto suena desolador.

 

Se hace de noche, me doy la vuelta.

Tú dejas de surcar las aguas,

dejo yo de nadar y te miro, te veo desvanecer.

Cuando decido volver a la costa de entonces hielo

rompo a llorar: te pensaba cerca.

 

 

Imaginé un vínculo especial que podría unirnos.

Me di cuenta, otra noche más,

que dejas tus sentimientos atrás

y olvidas que me querías, otra noche más.

 

Esperándote al día siguiente

pasa por mi mente, ¿cómo logras

la naturaleza que yo mantengo, controlar?

Como una especie de hechizo, caigo en tu red.

 

Lo único que deseo entonces es…

Ojalá te enamores de cabeza a pies,

aunque no fuera de mí

y ardas vivo.

 

Entonces, tal vez comprendas el dolor que siento,

cuando la persona que deseas

te tira al mar sin vida, sin quererte,

sin darse la vuelta, volver

y buscarte.

 

Temas relacionados:

poesía

Equipo de redacción 12 sep 2021
EQUIPO DE REDACCIÓN Nº 3 (2021)

Índice 12 sep 2021
ÍNDICE Nº 3 (2021)

Presentación 12 sep 2021
A LA LUZ DE LAS ESTRELLAS

Especiales 12 sep 2021
CANO. FIRMA DESTACADA

Presentación 12 sep 2019
Discurso de presentación

RaiolaNetworks