Los dos descubrimientos del Logos
Noches de jardín

Los dos descubrimientos del Logos

Ensayo filosófico

Magi Doweidar Ismail | 28 ago 2019

     Cuando la filosofía comenzó a emerger en Grecia, una serie de nuevos descubrimientos tuvo lugar. El mito en el que se apoyaban las personas desde tiempos ancestrales ya no servía para argumentar acciones y hechos que hasta el momento creíamos que no tenían explicación alguna salvo la que nos daba la mitología.

     Aun siendo el mito un saber total, que responde a toda duda que se nos presente, no tiene ningún fundamento racional. Son, simplemente, narraciones imaginarias, incompatibles con la reflexión crítica, que dependen del impacto emocional de las personas para mantener su creencia. Es por ello que cuando Grecia crece de forma cultural, económica y técnica, las puertas del mundo se abren ante sus habitantes. La mente humana comenzó a crecer y a reflexionar. Comenzó a comprobar que las explicaciones míticas no seguían un sistema lógico o coherente. Es por ello que las personas decidieron olvidar los dioses por un momento y comenzar a buscar respuestas racionales, precisas y coherentes, sin ambigüedades, a todo aquello que se les presentara.

    Ante sus ojos podían contemplar de forma diaria el cielo, el suelo y los animales. Se ve a la naturaleza perecer durante el invierno y despertar en primavera. El saber mítico nos decía que esto era obra de los dioses, inestables y cambiantes, y diferentes en cada lugar. El saber mítico nos ofrecía el caos como la solución a lo que aquellos hombres veían. Sin embargo, no tenían prueba de ello y tras su decisión de desacralizar la naturaleza vieron que detrás del caos aparente, existía una regularidad, cíclica, que lo mueve todo con un orden innegable. Por eso el mito no podía llegar a tales conclusiones, porque sus límites se encontraban en narraciones no racionales y no demostrables. Y he allí el primer descubrimiento fuera del alcance del saber mítico, el primer descubrimiento de la razón, el primer descubrimiento del logos.

    La filosofía busca la exactitud y el uso de conceptos para poder explicar. Siempre se buscarán la lógica y los argumentos para razonar cualquier afirmación. Además, deberá ser universal, y al querer justificar todas sus partes será una continua búsqueda del saber. Al observar el mundo que nos rodea y ver la multitud de especies que existen, decimos que los animales son muy variados. Es entonces cuando la filosofía nos preguntará por qué afirmamos aquello. Estudiaremos, en consecuencia, los seres vivos más a fondo y llegaremos a la conclusión de que, en realidad, estamos todos compuestos de lo mismo, de que todo ser vivo o muerto está formado por las mismas piezas del puzle. Nuestros ojos también nos muestran la finitud y el continuo cambio que sufre la naturaleza. Pero la razón nos hará distinguir las apariencias de las explicaciones racionales a las que debemos llegar. Llegamos así al segundo descubrimiento que el mito, fuente de saber incuestionable y no crítica, no nos permitía descubrir: la naturaleza es unidad, infinitud e inmutabilidad.

    Esta unidad es la que se denominará arjé y la que los nuevos filósofos investigarán, buscando así descubrir en qué se fundamenta exactamente. Algunos filósofos, como Tales de Mileto, aventuraron que “todas las cosas son agua”, intentando buscar la definición del arjé.

    Una vez introducidas estas ideas, la forma de pensar del ser humano cambia y ya no hay vuelta atrás. Las personas comienzan a comprender que hay leyes que rigen el universo, y la razón humana debe descubrirlas, tal y como defendía Asimov. De aquí en adelante cambia la forma de pensar del ser humano de una vez por todas y para siempre.

Temas relacionados:

ensayo

Equipo de redacción 12 sep 2021
EQUIPO DE REDACCIÓN Nº 3 (2021)

Índice 12 sep 2021
ÍNDICE Nº 3 (2021)

Presentación 12 sep 2021
A LA LUZ DE LAS ESTRELLAS

Especiales 12 sep 2021
CANO. FIRMA DESTACADA

Presentación 12 sep 2019
Discurso de presentación

RaiolaNetworks